[Tips] 5 Malas Costumbres Capilares

En mi experiencia trabajando en Lush del Costanera Center me tocó atender a muchas personas que llegan buscando productos capilares. Eso me ha llevado a escuchar muchas locuras capilares y comprender que hay varios errores que la gente comete con respecto al cuidado de su pelo, así que me decidí a hacer este post para tratar de erradicar esas malas costumbres. Partamos enumerando:

1. Confundir el propósito del shampoo con el del acondicionador. 


- Hola, busco un shampoo para pelo. -¿Y cómo es tu pelo? - Tengo el pelo seco (indicando sus largos y puntas del pelo en vez de sus raíces)...


Yo sé que es algo relativamente antinatural para todos pero el shampoo se debiera usar SOLO en las raíces y su propósito es eliminar el exceso de grasa y suciedad que se acumula en el cuero cabelludo. Los largos de su cabello se van a limpiar perfectamente con la espuma que cae con el agua al enjuagar el shampoo y con el acondicionador, aplicar directamente la espuma del shampoo en sus largos va a terminar por resecarlo, porque no tiene la misma cantidad de sebo que sus raíces (básicamente no hay qué limpiar).




2. Exagerar con la grasitud del cuero cabelludo. 

-Tengo el pelo muy graso, busco un shampoo para eso. -y cada cuánto te lo tienes que lavar? -me lo tengo que lavar día por medio, a veces cada dos días...

Claramente a nadie le gusta tener el pelo sucio ni grasoso, pero es súper normal que se engrase el pelo cada dos días y es una exageración clasificar el pelo como graso dadas esas condiciones. El problema es que usar productos para pelo graso cuando no lo es puede terminar resecando el pelo (si tienen la -mala- costumbre de lavarlo con shampoo hasta las puntas ) y cuero cabelludo (caspa) o incluso convertirlo en graso a la fuerza, porque su cuero cabelludo va a reaccionar a la agresión de un shampoo más fuerte produciendo más grasa.

Si así se ve el pelo dos o tres días después de lavarlo, su pelo no es graso, con suerte es mixto.

3. Lavar el pelo con más frecuencia de la necesaria.


-Busco un shampoo para pelo seco. -y cada cuanto te lavas el pelo? -mmmm, me lo lavo todos los días dos veces al día -(mi cara con la boca abierta) entonces tienes el pelo muy extra graso en vez de seco? -No, me lo lavo por costumbre ...


Yo no digo que no se laven el pelo una o dos veces al día, si así lo necesitan es su pelo. Pero tienen que tener claro que lavar el pelo es un proceso agresivo para él. Lo ideal es lavarlo lo más distanciado posible para que nuestro cuero cabelludo cumpla con su ciclo de producir el sebo natural que protege nuestro pelo. Si van al gimnasio a diario y tienen que lavarlo más frecuente de lo normal para ustedes busquen productos más gentiles (sin sal o más humectantes) o sencillamente sólo enjuagarlo con agua o infusiones de hierbas, para no castigarlo demasiado.

4. Escoger productos capilares sólo por el aroma 

-Hola, quiero llevar este acondicionador. (me muestra el acondicionador más liviano de la tienda, que no humecta casi nada) -Claro, es para ti? (veo su pelo seco como escoba) -Sí, es que me encantó el aroma... 



Obviamente a todas nos gusta que los productos que usamos huelan bien y ojalá que ese aroma rico quede en el pelo, pero antes que todo tenemos que pensar es en si un producto nos sirve o no para nuestro tipo de pelo. No saco nada con tener el pelo con un aroma a ensalada de frutas pero seco como paja o aplastado como si estuviera sucio. Además, en general los aromas de los productos capilares no quedan mucho tiempo en el pelo, y casi nunca con la misma intensidad que el producto, así que si no les gusta mucho el aroma pero está indicado para su tipo de pelo, no lo dejen de lado.



5. Cepillar el pelo de forma brusca

-Mira, tengo el pelo tan feo, no entiendo por qué si igual uso productos buenos (mientras se cepilla con fuerza desde la raíz y se tironea el pelo como que le tuviera mala. 



Por mucho que usen los mejores productos del mundo para su tipo de pelo, no le van a sacar todo el provecho si lo maltratan. Nadie dice que tengan que peinarse como en las películas donde la mamá le cepilla el pelo a su hija con todo el amor y paciencia del mundo, pero ténganle un poco de cariño. Pasen el cepillo o peineta con suavidad desde las puntas, traten de desenredar los nudos desde abajo hacia arriba. Si empiezan a cepillar desde arriba y con mucha fuerza van a arrastrar todos los nudos hacia abajo y va a ser peor: terminan cortando los pelitos, creando puntas partidas y nuditos en cada pelo, lo que obviamente se va a ver feo en poco tiempo.




Así que chicas, si todavía tienen alguna de estas malas costumbres, traten de erradicarla y de verdad que su pelo se los va a agradecer!

Conocen a alguien que tenga estas costumbres? Las tienen o las tenían ustedes? Cuéntenme más abajo en los comentarios! Yo al menos las tuve hasta hace un par de años... mi pelo mejoró del cielo a la tierra cuando hice el cambio.

Las quiero un montón!


No hay comentarios