[Review | Versus] Tangle Teezer Compact original vs Tangle Teezer chino

¡Volvieron los versus! La sección donde enfrentamos a una pelea a muerte a dos productos similares.

Seguramente varias ya conocen o han escuchado del Tangle Teezer, un cepillo que promete desenredar el pelo sin tirones ni daños. Y si se tentaron con eso seguramente averiguaron su precio y donde lo venden y se dieron cuenta que es bastante caro para ser un cepillo D: Lo bueno es que la bella China ya le hizo una imitación a este cepillo y es relativamente fácil encontrarlo en las tiendas chinas por una mínima fracción del original. Entonces, ¿serán iguales o al menos parecidos?

Rosado a la izquierda es el original y dorado a la derecha la versión china


¿Cuál es la gracia del Tangle Teezer original?

Desenredar el pelo duele: tirones, enganches, se quiebra el pelo, frizz... tragedia. Por lo mismo muchas les hacíamos el quite a cepillarnos el pelo y andábamos a lo Hermione Granger con nudos en el pelo. Pero en el 2007 Shaun P, el estilista creador de este cepillo, se le ocurre la idea de desarrollar un cepillo que evite todos los problemas de los que hablamos. La gran gracia de este cepillo (en sus distintas versiones) es que tiene cerdas plásticas blandas de dos largos distintos que permite que cuando cepillas y te encuentras con un nudo o enredo las cerdas no se atasquen y no provoque tirones y dolor.


Mi experiencia con el Tangle Teezer Compact Styler original

Llevo usando este cepillo hace más de dos años (por eso se ve medio aporreado el pobre). Nunca les he mostrado mi pelo antes de cortarlo, pero acá les dejo una foto de mi pelo a inicios del 2014 para que se hagan una idea de los enredos y nudos que tenía que enfrentar por mi pelo largo.

Foto de mis vacaciones en Chiloé, había mucho viento y por eso el frizz del demonio
Tengo que decir que cumple al pie de la letra lo que promete: desenreda genial, no tira el pelo ni lo corta, no sé exactamente que tiene de especial el material pero no me deja con frizz. El tamaño de la versión compact me acomoda mucho, porque me cabe perfecto en la mano y además viene con una tapita para guardarlo en la cartera. Vale cada peso que pagué por él.

Ahora, veamos qué tal es el chino.

Este lo compré hace unos 6 meses y lo he estado usando intercalado con el original. Eso sí, en Octubre me corté el pelo arriba de los hombros, así que el nivel de enredos se redujo drásticamente, pero de todas formas puedo contarles algunas diferencias muy claras.

1. Forma

Son prácticamente iguales, excepto que el chino que tengo es levemente más grande y tiene unos bordes aplanados y el original es completamente redondeado. Obviamente, el original tiene grabado el nombre de la marca y el chino no dice nada.



2.. Calidad de los materiales


El original ha visto hartas caídas feas (no soy muy extra cuidados con él) y si bien ha quedado con rayones en la parte de arriba, no le ha pasado nada grave. No se ha quebrado ni se ha desarmado (la parte de las cerdas es una pieza distinta de la parte trasera). Por más nudos y enredos que ha visto este pobre no se le ha quebrado ninguna cerda en dos años, algunas se han doblado un poco pero nada grave ni fuera de lo normal.


El chino se me cayó un día y se desarmó: se salió la parte de las cerdas, aunque nada se quebró. El plástico es resistente, Las cerdas también son buenas, pero no ha visto enredos como los que tenía con el pelo largo.

3. Cerdas

La gracia del cepillo original es que las cerdas son lo suficientemente blandas para doblarse en los enredos más resistentes y para pasar a través de los más suaves, para no dar tirones. Además, tienen cerdas con una punta levemente más fina y redondeada, que también permite hacer masajes en el cuero cabelludo sin hacer daño.

El chino tiene las cerdas más largas casi tan blandas como el original, pero las más cortas se sienten más bien duras. Además, las más cortas no tienen las puntas tan redondeadas, por lo que también se sienten un poco ásperas.




Con el cepillo chino he sentido un poquiiiito de dolor al cepillarme, pero nada comparado a otros cepillos normales que he usado antes. No es tan suave como el original, pero sigue siendo suave en su actuar. Lo que sí, quizás por el material, me deja un poquito de frizz.

4. Precio y facilidad de compra

El precio es quizás la diferencia más grande: el Tangle Teezer original cuesta al rededor de $12.000-$13.000, mientras que la versión china entre $1.000-$2.000. Hace poco leí que Cartim S.A. los trae a Chile y va a empezar a distribuirlos a través de Jumbo, así que súper bien y ojalá lo lleven a todos los Jumbo del país. Obviamente la versión china se encuentra en tiendas chinas o en los famosos mall chinos que hay por Santiago.

Entonces, ¿quién gana la batalla?

Acá en realidad tengo que decir que para mí el favorito siempre va a ser el original: es más suave en las cerdas, resistente y no me deja frizz. Pero lo encuentro muy caro (en verdad es como una inversión, pero con mi presupuesto estudiantil actual no podría comprarlo). Por lo tanto, si están con alguna restricción presupuestaria escojan sin miedo la versión china: es buena, barata y CASI idéntica a la original. Eso sí, les recomiendo que los toquen antes de comprarlos: me pasó que comprando mi cepillo chino tomé dos dorados y uno era mucho más suave que el otro, así que ojo con eso.

Ojalá les haya gustado este versus y cuéntenme si les gustaría ver otro o si tienen ideas para futuros post :)


Un beso grandote para todas!




No hay comentarios